:::: MENU ::::

Todos vamos en el mismo barco

unidos en la diversidad-       Son nuestros defectos y errores, no las virtudes, lo que  conmueve y nos acerca unos a otrosJerome K. Jerome, Idle thoughts of an idle fellow

Todos somos seres humanos que vamos en el mismo barco, que compartimos fortalezas y debilidades. Y son, justamente, nuestros puntos débiles y nuestros defectos los que, realmente, nos convierten en personas dignas de ser queridas.

. Si fuéramos perfectos, no seríamos humanos. Además, una persona que fuera perfecta sería difícil de querer: no surgiría ninguna empatía, si acaso admiración o envidia.

La fragilidad es algo esencial de la naturaleza humana, y no deberíamos sentirnos avergonzados de ella. No es más fuerte el que esconde su debilidad sino aquel que la acepta con humildad y se atreve a mostrarla.

Nuestros errores y defectos, además, si los aceptamos con ánimo de superación pueden constituir una fuente de fortaleza y crecimiento personal.

Nos han enseñado que la supervivencia es lucha, competición, que sobreviven los mejores de la especie, pero también es cuidar y confraternizar. Los seres humanos nos necesitamos los unos a los otros, somos interdependientes. Sentirnos separados de nuestros semejantes, es una de las principales causas de enfermedad mental.

Tendemos a querer dar una fachada de “normalidad” frente a los demás para que nos acepten y nos quieran, pero si nos atreviéramos a mostrarnos más tal como somos, con nuestras fortalezas y debilidades, con nuestras luces y nuestras sombras, la vida sería más fácil, el mundo sería un lugar mucho más acogedor.

Josep Planas – psicólogo Barcelona, psicólogos Vilassar de Mar, psicólogos Maresme

PARA SABER MÁS

-       Sé amable contigo mismo, de Kristin Neff