:::: MENU ::::

TOC de amores

Where_is_the_love__Logo_by_Keablr[1]De un tiempo a esta parte, se está hablando bastante del llamado “TOC de amores”, una especie de trastorno obsesivo focalizado en el “miedo a no querer a la pareja”, caracterizado por dudas constantes sobre si estoy enamorado, etc.

Esas dudas pueden activarse por diferentes tipos de pensamientos o imágenes. Así, por ejemplo, películas (románticas), ciertos programas de televisión o canciones pueden actuar como fuertes desencadenantes: al ver las películas o escuchar las canciones, la persona comienza a preguntarse por qué su relación no refleja la conexión emocional profunda que aparece en la pantalla o el estribillo de la canción, sin tener en cuenta que suelen estar idealizadas o ser poco realistas. Otras personas se comparan con otras parejas que ven a su alrededor y que también idealizan, o bien se imaginan escenas románticas con otros/as que no son su pareja.

Las personas afectadas por ese trastorno no son conscientes de los altibajos en los sentimientos hacia la pareja: si no sienten intensamente en cada momento atracción y deseo hacia él/ ella, piensan que ya no están enamorados y que han dejado de quererle. A veces, pueden llegar a poner fin a relaciones de pareja perfectamente válidas para ellas sólo porque consideran que sus sentimientos no son como creen que deberían ser.

Una persona normal, no afectada por el TOC, también puede tener esas dudas, pero no las experimenta con tanta fuerza, no le atormentan de la misma manera y les da mucha menos importancia.

Su origen está bastante relacionado con la visión romántica y perfeccionista que la sociedad actual ha creado en numerosas personas, con una idealización ficticia del amor, con una necesidad de vivir a cada instante una conexión mágica con el/la amado/a.

Es frecuente que la persona afectada por ese trastorno:

-     intente deducir mediante pruebas si está enamorada/o de su pareja o no. Por ejemplo: mirar a su pareja (o una foto de él/ella, representarse su cara en la imaginación) para ver qué siente, medir el grado de emoción al hablar con él/ella por teléfono, si lo ve guapo/a o atractivo/a, si ve a otro chico/a guapo/a comparar los sentimientos, buscar las respuestas en un libro de autoayuda o en los foros de Internet, etc.

Le pregunte a otra persona si cree que estamos enamorados.

-     Lo hable con la pareja, le comunique sentimientos.

-     Se formule preguntas tales como “¿es TOC o es desenamoramiento?” (si ha leído acerca del trastorno), “¿lo quiero como pareja o como amigo?”, “¿me estoy obligando a quererlo/a porqué no sé estar solo/a? y  otras parecidas.

Evidentemente, se pueden mezclar muchas cosas y es posible que la persona que tenga estas dudas obsesivas tenga realmente problemas con su pareja, incluso que no le/la quiera pero todo esto se ha de ir aclarando poco a poco, con ayuda de una terapia. Es decir, la/el obsesivo no se puede guiar (únicamente) por su propia visión que puede estar muy distorsionada, y necesita el acompañamiento de un profesional objetivo que le guie en los pasos a dar y las estrategias a seguir.

En mi consulta de psicólogos Barcelona/ psicólogos Maresme/ psicólogos online, ofrezco un tratamiento personalizado basado en la utilización de técnicas cognitivo-conductuales y de la ACT (terapia de aceptación y compromiso) para salir del bucle del pensamiento obsesivo y aprender a utilizar otras pautas de reflexión más saludables y flexibles, hacer una valoración objetiva y un balance de los pros y contras de la relación, aprender a contactar mejor con los propios sentimientos y a expresarlos de forma adecuada, sanar heridas emocionales que la persona tal vez arrastra desde la infancia, mejorar la autoestima, etc.

Si deseas información más concreta para tu caso particular o/y acerca de las tarifas de precios, no dudes en consultarme a través del formulario de contacto de psicólogos Barcelona.