:::: MENU ::::
Posts etiquetados con: subir la autoestima

Hacernos cargo de nosotros mismos, sí pero ¿cómo?


6234045-ship-captain-at-the-helm-done-in-two-2-colorsHacernos cargo de nosotros mismos es importante, lo decíamos en una entrada anterior
  pero… ¿cómo lo hacemos? Básicamente, se trata de lo siguiente:

  • Ser conscientes y aceptar que nosotros somos los máximos responsables de nuestra vida, y que los demás (o las circunstancias que nos ha tocado vivir) pueden potenciar u obstaculizar nuestros proyectos pero que en última instancia, nosotros somos los timoneles de nuestro propio barco.
  • Centrarnos más en la acción, en la búsqueda de soluciones que en la autocompasión o el victimismo. Lo cual implica, por ejemplo, preguntarnos “¿qué puedo hacer?” en lugar de “¿por qué me pasa esto a mí?”, o bien “¿qué puedo cambiar yo?” en lugar de “¿qué puede cambiar el señor/a X?”, etc.
  • Mejorar el diálogo interno, aquello que nos decimos a nosotros mismos, aprender a hablarnos de una manera diferente, autoapoyadora, centrada en la búsqueda de soluciones, procurando no distorsionar la realidad. Contrariamente a lo que habitualmente creemos, los hechos objetivos (externos) no nos conducen directamente a determinadas emociones o conductas, sino que es nuestra propia interpretación de los hechos lo que nos hace sentir o actuar de una determinada manera. Ante una misma situación, pongamos por caso, suspender un examen de estadística, dos estudiantes diferentes pero con capacidades parecidas, pueden interpretar el hecho de manera distinta: uno diciéndose “no seré capaz de aprobar este examen”, y el otro “tengo que estudiar más y planificarme mejor el tiempo”. Lo que sienta y haga cada uno a partir de ahí será también diferente. Es cierto que a veces no podemos hacer nada para cambiar determinadas situaciones pero no lo es menos que siempre podemos elegir la actitud con qué las afrontamos.
  • Aprender estrategias o habilidades para conseguir determinados objetivos, en lugar de esperar que sean los otros quienes nos “saquen las castañas del fuego” o que el paso del tiempo decida por nosotros. Por ejemplo, si me cuesta comunicarme con los demás, puedo aprender  técnicas de comunicación asertiva o determinadas habilidades sociales de las que carezco.
  • Buscar ayuda (en las personas adecuadas) cuando la necesitemos, cuando la experiencia nos demuestre que no podemos hacerlo solos. Y colaborar con una actitud positiva y de máxima implicación  para facilitar y no entorpecer el proceso. Es importante ser autónomo pero no lo es menos reconocer nuestras limitaciones y no dejarnos llevar por el falso “orgullo” de “yo puedo con todo”, o “a mí nadie me puede enseñar nada”
  • Mejorar la autoestima
  • Afrontar los problemas en lugar de rehuirlos. Ser conscientes de que a veces las cosas no son fáciles, pero cuánto más esfuerzo le pongamos, más probabilidades de éxito tendremos. El que siembra, en algún momento recogerá.
  • Centrarnos más en el presente, que en el pasado o el futuro.
  • Intentar buscar el equilibrio, la armonía, entre diferentes necesidades, demandas, etc. Evitar los extremos e intentar ser flexibles en lugar de rígidos.

Solicita información sin compromiso, para tu caso particular, a Josep Planaspsicólogos Barcelona, psicólogos Vilassar de Mar, psicólogos online, psicólogos Maresme


¿Cómo puedo mejorar mi autoestima?

En una entrada anterior, explicábamos qué es la autoestima y cómo la construimos, pero ¿qué podemos hacer para potenciarla? Hay muchas maneras y caminos que nos pueden ayudar a mejorar nuestra, pero vamos a dar aquí algunas sugerencias básicas: Procurar aceptarnos a nosotros mismos, con nuestras virtudes y nuestros defectos, como seres humanos que somos. Y, a partir de ahí, esforzarnos por mejorar cosas, aprender de nuestros errores, etc.  La aceptación no sólo no está reñida con el cambio, sino que es imprescindible para éste ya que si no sabemos dónde estamos, ¿cómo vamos a movernos hacia una determinada dirección?  Además, culparse y ser hipercrítico con uno mismo, no estimula a cambiar sino que nos deja derrotados, desesperanzados, bloqueados. La autocrítica ayuda solamente si es constructiva, es decir moderada y orientada al cambio, no cuando nos encierra en el círculo vicioso de la culpa y la autocompasión.

Seguir Leyendo