:::: MENU ::::
Posts etiquetados con: crisis de ansiedad

Miedo y ansiedad: ¿puedo controlarlos?

canstockphoto3594533El miedo es la reacción ante la percepción de una amenaza o peligro (reales o imaginarios) para nuestra seguridad física o emocional. Las posibles respuestas pueden ser: a) lucha o afrontamiento, b) huida o evitación, c) parálisis o bloqueo. Hay que distinguir entre miedo normal ante un peligro real o probable, y miedo excesivo o patológico, desproporcionado a la situación o provocado por una falsa alarma. El miedo normal nos protege. El miedo patológico nos limita, empobrece nuestra vida y nos causa un sufrimiento innecesario.

Ejemplos: 1) Me dispongo a cruzar la calle, me doy cuenta de que el semáforo está en rojo, siento miedo y retrocedo,      2) Camino de noche por una calle poco iluminada, oigo pasos a mis espaldas, y me quedo quieto sin saber qué hacer, paralizado por el miedo,       3) Noto un repentino dolor en el pecho, siento miedo y acudo a un servicio de urgencias. En el primer caso, el miedo es normal y me protege de un posible atropello. En el segundo, parece excesivo pero no lo sabemos del todo puesto que depende del contexto: peligrosidad del barrio, etc. En el tercero, depende también del contexto: si se trata de una persona joven y con buena salud, o que ha tenido otros episodios similares que han resultado falsas alarmas, con toda probabilidad se tratará de miedo generado por síntomas físicos de ansiedad únicamente y que no entrañan riesgo alguno para nuestra salud.

La ansiedad, a diferencia del miedo, es un sentimiento más complejo, de incomodidad o malestar que se prolonga (con altibajos) a lo largo del tiempo y causado por ciertos pensamientos repetitivos de aprensión o temor hacia determinadas situaciones.

Ejemplos: 1) He tenido varias veces la sensación de mareo o vértigo estando fuera de casa, y ahora siento ansiedad de salir a la calle por temor a desmayarme, etc.        2) Cada vez que he de ir al dentista, me paso varios días ansioso porque le tengo una cierta fobia.

El problema de los trastornos de ansiedad, no es la experiencia de miedo o de ansiedad en sí (que puede no ser patológica en muchos casos), sino el hecho de que esta ansiedad se active inapropiadamente, cuando “no toca”. Por ejemplo, tener algo de ansiedad antes de un examen seguramente me hará estudiar más pero si esta ansiedad es excesiva o se da por una sobrevaloración de ciertos peligros o por “películas” que me monto sobre cosas negativas que podrían pasarme -pero cuya probabilidad es mínima o, incluso, inexistente- entonces estoy sufriendo inútilmente.

Tanto en el caso del miedo como de la ansiedad, uno de los modos que solemos utilizar para “protegernos” es el de la huída-evitación pero (a menos que el peligro sea real) ello sólo nos proporcionará alivio a corto plazo con abundantes efectos secundarios, además: frustración y posible pérdida de autoestima por no haber sido capaces de enfrentarnos a lo que nos daba miedo, empeoramiento a largo plazo de ese miedo o ansiedad que se puede generalizar a otras situaciones parecidas (por ejemplo, si tengo fobia al metro y lo evito es posible que acabe teniendo también miedo a ir en autobús, en coche y hasta puede que al final a salir de casa)

La psicoterapia para los trastornos de ansiedad, en la consulta de psicologos Barcelona, consiste en: 1) entender qué mecanismos activan ese programa de miedo o ansiedad: qué pensamientos, creencias, fantasías, etc.,       2) desactivar ese programa, mediante cambios tanto cognitivos (a nivel de creencias internas) como conductuales (afrontamiento gradual, y bajo supervisión terapéutica, de todas las situaciones provocadoras de ansiedad)

Josep Planas –psicólogo Barcelona, psicólogo Vilassar de Mar, psicoterapia online