:::: MENU ::::
Posts etiquetados con: con el amor no basta

La comunicación en la pareja (I): una cosa es lo que uno dice, y otra lo que el otro/a oye

canstockphoto11765296Como dice Aaron Beck, en su libro “Con el amor no basta”, aunque las parejas piensen que hablan el mismo lenguaje, lo que uno dice en un momento dado y lo que el otro oye pueden ser cosas muy diferentes.

Por ejemplo, cuando Juan vuelve del trabajo y dice “hoy estoy muy cansado”, Sara puede entender “no tiene ganas de estar conmigo, le aburro”. O cuando Petra le comenta a Jacinto “tu madre siempre llama a la hora de cenar”, Jacinto puede entender “no soporta a mi madre y me quiere separar de ella” En ambos casos, el receptor del mensaje ha interpretado “más” de lo que el emisor ha dicho o, en otras palabras, ha proyectado en él/ella sus propios temores, inseguridades, prejuicios, etc. Es cierto que Juan puede no tener ganas de estar con Sara cuando dice que está cansado pero no lo ha dicho y es posible que esa interpretación sea errónea o esté exagerada.

En cualquier caso, Sara, podría buscar evidencias contextuales a favor o en contra de lo que ha interpretado (por ejemplo, habitualmente ¿da él signos de estar aburrido con ella?) o  confrontar sus hipótesis directamente con Juan diciéndole “a veces, cuando me dices que estás cansado, me da la impresión de que tal vez yo te aburra o no tengas ganas de estar conmigo”, con lo cual, Juan al menos sería consciente de lo que piensa Sara y le daría la oportunidad de aclararlo o de hacer algo al respecto. Pero si Sara no pone en duda su interpretación y se va formando opiniones erróneas de Juan, irá distorsionando la imagen que tiene de él con las consecuencias que fácilmente se pueden prever. Y lo mismo Jacinto de Petra, etc. etc.

Dice también Aaron Beck que rara vez se nos ocurre que cuando nos enfadamos estemos atacando una imagen distorsionada del otro, producto de estos malentendidos. Y nos sugiere considerar lo siguiente:

  • Nunca podemos conocer los pensamientos y sentimientos del otro, pero tendemos a creer tanto en nuestras inferencias como en hechos observables de forma directa. Eso nos da la ventaja de tener explicaciones inmediatas de la conducta de los demás, pero nos traiciona a menudo.
  • Confiamos en señales, a menudo ambiguas o poco claras, para interpretar los mensajes. El contexto es decisivo para interpretar las señales.
  • A menudo, estamos bastante influidos por nuestros estados de ánimo, miedos, expectativas, historia personal y todo lo que llevamos en la “mochila” a la hora de descifrar los mensajes y nos cuesta mucho ser objetivos, aunque nos parezca lo contrario. Los miedos ocultos, por ejemplo, pueden desencadenar reacciones hostiles.
  • Tendemos a sacar conclusiones que coincidan con nuestros esquemas mentales. Así, por ejemplo, una persona con la autoestima baja tenderá a pensar que los demás no le quieren o no le valoran, aún cuando le demuestren lo contrario.

Puesto que en nuestra consulta de psicólogos Barcelona, hemos podido constatar que con mucha frecuencia nos piden asesoramiento sobre cuestiones de terapia de pareja, he decidido iniciar una serie de entradas en este blog (el blog de psicologobarcelona) para ayudar a reflexionar sobre los conflictos que se pueden originar en base a las expectativas de cada uno y su forma de comunicarse y de entender las necesidades del otro/a, etc.

Josep Planas –psicólogo Barcelona-, -psicólogo Vilassar de Mar-, -psicólogos online-