:::: MENU ::::

¿Soy codependiente?

Rate this post

codependencia-          DEFINICIONES DE CODEPENDENCIA

De acuerdo con la definición de la wikipedia, la codependencia es “una condición psicológica en la cual alguien manifiesta una excesiva y a menudo inapropiada, preocupación por las dificultades de alguien más (típicamente la pareja) o por un grupo de personas”.

Según Melody Beattie, una persona codependiente es aquella que ha permitido que la conducta de otra le afecte (en exceso) y que está obsesionada con controlar dicha conducta” Típicamente se trata de una conducta irresponsable, destructiva o explotadora, a la que el/la codependiente responde con sobreprotección, cuidados excesivos y/o un afán desmesurado por controlarla o cambiarla.

La palabra apareció a finales de la década de los 50 en los EEUU. Originalmente se usó para describir a la persona o personas que se habían vuelto dependientes emocionalmente de otra persona afectada por una dependencia química (alcoholismo, etc.). De ahí el término “codependiente” que, más tarde, se extendió a personas que conviven con parejas maltratadoras, irresponsables y/o con serios problemas psicológicos, tolerando abusos y descuidando sus propias necesidades.

Afecta más a las mujeres que a los hombres.

-          ORIGEN DE LA CODEPENDENCIA

Los codependientes, a menudo han sido víctimas de abuso sexual, emocional o físico, negligencia, abandono, han tenido progenitores con problemas de alcoholismo o alguna enfermedad crónica discapacitante o que han muerto de forma prematura, etc. De alguna manera, en su niñez, alguien muy importante para ellos fue incapaz de o no pudo darles, el amor, la aprobación y la seguridad emocional que necesitaban. Y por ello, se vieron obligados a comportarse como adultos de forma prematura.

Luego, de adultos han intentado obtener la aprobación y el amor de otros (típicamente personas poco confiables, irresponsables o autodestructivas) esforzándose por ayudarles y cuidarles de forma excesiva, y sin respetar sus propios límites y necesidades (del/la codependiente)

También algunas características culturales del entorno han podido tener una influencia importante. Por ejemplo, una actitud de sumisión y un rol de cuidadoras inculcado a muchas mujeres por un sistema patriarcal que ha prevalecido durante décadas.

-          CARACTERÍSTICAS DE LAS PERSONAS CODEPENDIENTES

Algunos rasgos y características de las personas codependientes son:

  • Suelen tener baja autoestima
  • Tienden a sentirse vacíos y sin valor si no tienen un problema que resolver o alguien a quien ayudar. Necesitan que les necesiten, y típicamente atraen a gente necesitada, incapaz de darles el amor que tan desesperadamente buscan.
  • No se toman el tiempo suficiente para considerar si los demás les convienen, si son dignos de su amor. Les basta con sentirse necesitados.
  • Descuidan sus propias necesidades, no se atreven a expresar lo que sienten y/o necesitan. Tratan de complacer, y toleran abusos, para sentirse queridos.
  • Son controladores. Dan sermones, gritan, lloran, suplican, presionan… pero les cuesta ser realmente asertivos y poner límites sanos. Reaccionan más que actúan.
  • Terminan sintiéndose utilizados y a acumular fuertes resentimientos contra la persona a la que “cuidan” al darse cuenta de que sus esfuerzos no llevan a los resultados esperados (cambio de la conducta de la otra persona, afecto y reconocimiento). Ocasionalmente, pueden explotar en estallidos de ira de los que, luego, terminan sintiéndose avergonzados y culpables.
  • Se engañan a sí mismos pensado que la situación no es tan mala y que el otro/a cambiará al darse cuenta del profundo amor que le profesan, etc.
  • Tienden a creer que el amor, su amor, lo puede o lo podrá todo, que superará cualquier obstáculo. Son poco realistas en este sentido.
  • Son dependientes. No son felices con la persona con la que conviven pero, por otro lado, no se sienten capaces de vivir sin él/ella.
  • Se sienten lastimados, desamparados, incapaces de salir de la trampa en que se han metido. Con el tiempo, pueden enfermar (física o psíquicamente), incluso llegar a pensar en el suicidio.

-          SUGERENCIAS Y TRATAMIENTOS PARA LA CODEPENDENCIA

Si eres codependiente:

  • El primer paso para el cambio es dejar de autoengañarte y tomar conciencia de lo que te está sucediendo, de la trampa en que estás metido/a, de los juegos psicológicos dañinos en que te encuentras atrapado/a.
  • Acéptalo. No se trata de resignarte sino de aceptar tu situación, de no seguir negando tus dificultades y tu sentimiento de  impotencia frente a la misma.
  • Busca ayuda profesional si crees que la necesitas. En la mayoría de casos la necesitarás. A menudo, es difícil salir por uno mismo de tales enredos y el peligro de recaídas suele ser alto.
  • Considera, de forma realista, de qué eres responsable (respecto a la otra persona, respecto a ti mismo/a) y de qué no lo eres. Piensa en tus necesidades y evita la sobreprotección o el “rescate” del otro/a.
  • Sé responsable de ti mismo/a, de tus necesidades, etc. Y deja también que los demás se hagan responsables de si mismos.
  • Respeta y haz respetar tus propios límites. No permitas que la irresponsabilidad o el abuso de otros te lastime. Practica la conducta asertiva.
  • Piensa que ayudar (de forma insana) a otro puede aumentar temporalmente tu autoestima pero que, a la larga, la destruirá del todo.
  • Deja que las cosas fluyan, en lugar de forzarlas. Reconoce tus propios límites para cambiar al otro/a o para cambiar el curso de los acontecimientos.
  • Potencia en ti actitudes de no-dependencia, de autonomía, de cuidado de ti mismo/a. Aprende a depender básicamente de ti. Deja de buscar tanto la felicidad en los demás y aprende a buscarla más en tu propio interior. Al fin y al cabo, tú serás la única persona con la que estarás siempre conviviendo, la única que jamás te abandonará. Tal vez otras personas no estuvieron cuando lo necesitaste, pero tú sí puedes estar contigo mismo/a cuando lo necesites. Aprende a llevarte bien contigo mismo/a y a quererte.
  • Acéptate a ti mismo/a. Confía en ti, en tus sentimientos, en tu capacidad para resolver problemas, etc. Acepta tanto tus fortalezas como tus vulnerabilidades.
  • Otórgate el derecho de cuidar de ti mismo sin culpa, aún cuando ello suponga apartarte de alguien o ponerle límites.
  • Actúa en lugar de lamentarte. Toma decisiones respecto a la persona de la que eres codependiente, incluida la de apartarte de la relación si no ves otro camino.
  • No temas tomar decisiones. No tienen por qué ser perfectas. Si cometes un error, ya lo manejarás o corregirás de alguna manera. No somos tan frágiles como para no poder hacerlo.
  • No centres todo en la pareja. Esfuérzate por cultivar otros intereses, otros proyectos en tu vida.
  • Abandona creencias hiperrománticas sobre la pareja. Valora como muy importantes, no sólo el enamoramiento (que nuestra sociedad tiende a sobrevalorar), sino también el respeto mutuo, la bondad, el equilibrio emocional, las afinidades culturales y de formas de vida, el sentirte querido/a y correspondido en tus propias necesidades, etc.

Y si después de leer esto, crees que necesitas ayuda puedes contactar conmigo a través del siguiente formulario de contacto 

Josep Planas –psicólogos Barcelona, psicólogos online, psicólogos Maresme.