:::: MENU ::::

Conocer el futuro mirando al pasado

Rate this post

profetas-      “El mejor profeta del futuro es el pasado” (Lord Byron)

Podemos entender ese célebre aforismo de varias maneras que se complementan entre sí:

1)     Las vivencias del pasado, sobre todo las de la infancia, tal y como ya afirmara Freud en su momento, tienen una enorme influencia en nuestro futuro. Por ejemplo, un niño que haya sido querido y cuidado por sus padres de una forma adecuada tendrá muchas más probabilidades de ser un adulto con una buena autoestima y seguro de sí mismo que un niño que haya sido abandonado o maltratado.

2)    Revisando cómo se ha comportado una persona en el pasado, respecto a una situación concreta, podremos predecir con un alto índice de fiabilidad cuál será su comportamiento futuro en situaciones similares. Por ejemplo, un político que en el pasado haya obrado únicamente de acuerdo con sus intereses personales, probablemente lo volverá a hacer en la próxima legislatura aún cuando anuncie lo contrario.

3)    Según se haya sembrado, se recogerá. Lo que hicimos en el pasado condicionó nuestro presente, y lo que hagamos en el presente condicionará nuestro futuro.

Dicho esto, debemos aclarar que no es que el pasado “determine” el futuro, ya que las personas podemos cambiar y evolucionar si nos lo proponemos, y también existe el factor suerte que es impredecible pero sí que le influye considerablemente.

Josep Planas –psicólogos Barcelona, psicólogos Vilassar de Mar, psicólogos online