:::: MENU ::::

Cómo formular demandas a tu pareja de forma asertiva y respetuosa

pareja hablando-      Define claramente el problema, centrándote únicamente en la conducta que te ha molestado o que te desagrada. Evita juzgar, culpar o cualquier tipo de ataque personal (que desencadenaría idéntica respuesta defensiva por parte de tu interlocutor). Evita, asimismo, la tentación de sacar otros “asuntos pendientes” que podrían venir a complicarlo todo.

-      Formula verbalmente tus sentimientos, en primera persona del singular (yo). Para ello, has de haberlos identificado previamente: si te resulta difícil o tienes dudas, prueba con diferentes palabras (por ejemplo, tristeza, frustración, rabia, etc.) e intenta verificar a cuál de ellas parece ajustarse más a tu estado de ánimo (pueden ser varias). Evita definiciones demasiado vagas e imprecisas como “mal”, “dolido”, etc.

Ejemplos de palabras que puedes utilizar: tristeza, ira o enfado, alegría, miedo, impotencia, frustración, vergüenza, culpa, inseguridad, soledad, celos, nostalgia, alegría, ansiedad, abandono, confusión, incomprensión, etc.

-        Muéstrate sensible a los puntos “vulnerables” de tu pareja, a aquello que podría desencadenar  una “inundación emocional”. Por ejemplo, si él o ella suele sentirse fácilmente rechazado, intenta manejar ese punto con mucha delicadeza.

-        Transforma tu crítica o queja en deseos y necesidades positivas. Dile a tu pareja qué te gustaría que hiciera en lugar de lo que no quieres que haga. Evita imposiciones, manipulaciones, querer tener razón a toda costa, etc. Procura ser tolerante y empático/a con el punto de vista de él/ella y con las razones que puede tener para actuar como lo hace: asegúrate de comprenderlo lo mejor posible antes de formular tus demandas. Recuerda que las cosas se pueden contemplar desde diversas perspectivas que pueden ser igualmente válidas.

EJEMPLO:

Ayer, durante la cena con Juan y Esther, dijiste que yo estaba demasiado centrado en mi trabajo y que descuidaba a la familia (me refiero únicamente a los hechos, sin juzgar ni decir nada ofensivo). Me sentí avergonzado y un tanto humillado, y me dio mucha rabia (describo mis sentimientos en primera persona). Entiendo que estés dolida porque crees que no te presto suficiente atención y tal vez pienses que no te quiero lo suficiente (muestro empatía), pero me duele que airees esto en público y me gustaría que no lo volvieras a hacer. Creo que es un tema que tenemos que discutir en privado y yo estoy dispuesto a hablarlo, ¿estás de acuerdo?

Si deseas aprender técnicas para manejar mejor los conflictos con tu pareja o efectuar una consulta personal al respecto, te puedes poner en contacto con psicólogos Barcelona a través del siguiente formulario.

Josep Planas – psicólogos Barcelona, psicólogos Maresme, psicólogos online