:::: MENU ::::

Autodisciplina para conseguir tus objetivos

Autodisciplina-     LA FALACIA DE “LO HARÍA, PERO NECESITO ESTAR MÁS MOTIVADO/A”

Palabras como autodisciplina, voluntad, etc., antaño repetidas a menudo en un contexto de educación autoritaria, están hoy en día muy devaluadas, injustamente devaluadas. Por el contrario, sobrevaloramos conceptos tales como la motivación como motor de cambio o el rol de la inteligencia (CI) y el talento personal en el éxito o fracaso de nuestros proyectos.

Tenemos que estar mínimamente motivados para iniciar un cambio, es cierto, sí. Pero ¿qué sucede cuando esta motivación parece insuficiente?, ¿cuando nos proponemos, una y otra vez, hacer algo pero todo queda en buenas intenciones y no se traduce en ninguna acción concreta, o bien empezamos algo pero al poco tiempo tiramos la toalla? La respuesta, parece obvia: “necesitamos estar más motivados”, lo cual alguna veces puede ser cierto y otras no.

A veces, no lo deseamos lo suficiente o no somos capaces de ver los beneficios que nos reportaría el cambio a medio o largo plazo, y es por ahí, por dónde debemos empezar a trabajar. Pero otras veces, se trata simplemente de que nos cuesta hacer algo que supone un esfuerzo y no tiene un beneficio inmediato o a corto plazo, y/o tenemos unos hábitos arraigados que se resisten al cambio. Si no, ¿por qué a algunas personas les cuesta tanto, por ejemplo, dejar de fumar, sabiendo que el tabaco “mata” o puede matar?

La conclusión es para mí, obvia: aparte de tener los suficientes recursos o capacidades, aparte de quererlo lo suficiente, etc., necesitamos ser disciplinados para conseguirlo, para conseguir aquello que pensamos que “nos conviene” hacer (no para conseguir objetivos impuestos por otros, ojo). En otras palabras, a veces necesitamos anteponer la acción a la motivación, y ésta quizá vendrá después para reforzar el proceso, cuando obtengamos los primeros resultados, no antes.

-     “SÍ, PERO… ¿CÓMO CONSIGO SER MÁS DISCIPLINADO?”

La disciplina es como un músculo, cuanto más la entrenes, más fuerte se volverá. Te recomiendo seguir estos pasos:

-     Empieza entrenándola con algo más sencillo, partiendo del punto en que estás en este momento e incrementando gradualmente el esfuerzo. De forma parecida a lo que harías si quieres levantar más pesas en el gimnasio: empiezas con los kilos  que puedes levantar e intentas aumentar el desafío, poco a poco, empujando tu “límite” pero evitando un sobreesfuerzo que sería contraproducente. Quienes dicen que la autodisciplina o la fuerza de voluntad no funciona, suele ser porque están tratando de utilizarla más allá de sus capacidades (actuales) o cometen errores en el procedimiento.

-     LOS PILARES DE LA AUTODISCIPLINA

Según Steve Pavlina, en su obra “Desarrolla tu disciplina personal”, ésta se apoya en cinco pilares:

1)   Aceptación de la realidad, del punto en que estás en un tema determinado. Si nos engañamos, no podemos avanzar. Por ejemplo, si un alcohólico no acepta que tiene un problema con la bebida, no hay avance posible. Sé honesto respecto a qué áreas de tu vida quieres o necesitas mejorar.

2)   Fuerza de voluntad para impulsarse hacia adelante, entendiendo ésta como la capacidad de establecer un curso de acción determinado y comprometerse. Aunque hoy en día se tiende a creer que todo ha de ser “rápido y fácil”, las cosas no son exactamente así, y todo aquello que es valioso suele requerir un trabajo considerable: no se consigue sólo “deseándolo”.

3)   Trabajo duro. La fuerza de voluntad serviría para “despegar” y el trabajo duro para seguir avanzando.

4)   Dedicarle el tiempo necesario e intentar ser productivo, es decir, trabajar en la dirección adecuada.

5)   Persistencia. Es decir ser capaces de mantener la acción independientemente de nuestro estado de ánimo o de nuestros sentimientos en un momento dado. Cuando trabajamos en cualquier meta, nuestra motivación crece y decrece como las olas del mar golpeando la costa, pero… no es la motivación la que produce los resultados sino la acción.

-     COMBATIR LOS AUTOENGAÑOS

Problema: “No sé cómo hacerlo”. Solución: estar dispuestos a aprender y/o a buscar ayuda.

Problema “No tengo tiempo”. Solución: darle la importancia que se merece, reestructurar tu agenda y hacerle un hueco. Si otros tienen tiempo, tú también puedes si lo valoras lo suficiente.

Problema “No soy capaz”. Solución: inténtalo, da el primer paso, y después otro, y otro. Si otros, en circunstancias parecidas a las tuyas, pueden, tú también has de poder si te lo propones. Y si tienes dudas acerca de si tu objetivo es realista o no, consulta con un profesional.

-     30 DÍAS DE PRUEBA

Éste es un concepto que Steve Pavlina saca del mundo de la informática: al igual que algunos programas permiten un período de prueba de 30 días antes de su compra definitiva. tú también puedes probar con un nuevo hábito durante 3O días, y luego decidir si te conviene o no.

Ventajas de esta estrategia:

-     A menudo, nos asusta pensar que algo va a ser definitivo, que no habrá ya vuelta atrás y verlo como algo con lo que tan sólo, de momento, nos comprometemos temporalmente puede facilitar dar el primer paso.

-     Una vez terminado el período de “prueba”, es más probable que nos comprometamos de forma permanente.

Y si no eres capaz de comprometerte 30 días, prueba al menos 5 o 10 días. Eso sí, tienes que hacerlo cada día: si fallas uno solo, debes volver a empezar poniendo el contador a cero.

-     ALGUNAS SUGERENCIAS FINALES

-     Prepara el contexto para facilitar el cambio, haz que éste trabaje a favor tuyo, no en contra. Por ejemplo, si quieres adelgazar, compra sólo comida saludable, combina la dieta con ejercicio físico, procura eliminar o reducir significativamente todos aquellos estímulos que te incitan a comer de más, etc.

-     No trates de hacerlo demasiado rápido. Tampoco demasiado lento. Busca un punto de equilibrio que te permita percibir que estás avanzando pero sin desgastarte innecesariamente.

-     Antes de cambiar un mal hábito, valora cuáles son los beneficios que obtienes de él y procura compensarlos de otra manera más sana.

Josep Planas, psicólogos Barcelona, psicólogos Vilassar de Mar, psicólogos online

PARA SABER MÁS:

-     Desarrolla tu disciplina personal (Steve Pavlina).