:::: MENU ::::

Adicción a Internet, fobia social y depresión

Rate this post

Según un estudio publicado por la revista Psychopathology, las personas que utilizan Internet de forma compulsiva, es decir, que tienden a pasar más tiempo en la interacción virtual (chats y redes sociales) que en la real tienen una mayor incidencia de depresión, de moderada a grave, comparados con los usuarios no adictos. Ello no nos debería extrañar, puesto que si bien mucha gente utiliza Internet de forma adaptativa para buscar información, leer noticias, hacer compras, realizar cursos on line, hacer amistades, etc.  existe una pequeña parte de usuarios para los que puede ser un refugio malsano para sus inseguridades y miedos sociales, una manera fácil pero ficticia de obtener un sentimiento de cercanía con otros seres humanos a los que a la persona le resulta difícil acercarse en la vida real, algunas veces debido simplemente a timidez o falta de autoestima o de habilidades sociales y otras a un trastorno más amplio conocido como ansiedad o fobia social, y que se caracteriza por un miedo exagerado a ser juzgado por otros o/y a sentirse avergonzado o humillado en una situación de interacción social y que puede resultar más o menos incapacitante para el afectado. Algunas personas sufren ese trastorno desde hace años pero, al atribuirlo erróneamente a una característica invariable de su personalidad imposible de corregir o, simplemente, por falta de información, no buscan tratamiento con lo cual su vida se empobrece de forma notable. A veces, por su cuenta efectúan notables esfuerzos para superarlo pero, al no estar bien dirigidos, se desalientan todavía más y se convencen de que nada pueden hacer.